chips de col kale

Hoy te presento este aperitivo sano y ES-PEC-TA-CU-LAR!!! Te aseguro que si lo pruebas te va encantar, bueno a tí y a todos tus invitados. Si te asusta pensar que es una col y no te gusta el sabor… no te preocupes, estos chips tienen sabor a queso! ¿El secreto? La levadura nutricional! Quizás te suene a chino, pero te animo a comprarla porque es realmente adictiva! Y cuando haces… pop…. no hay Stop! Además de deliciosa tiene un gran valor nutricional, ya que contiene todos los aminoácidos esenciales y es muy rico en vitaminas del grupo B. Por eso es ideal para las dietas veganas o vegetarianas.

La levadura nutricional  es una forma inactiva de la levadura, se hace a partir de melazas que se fermentan y pasterizan y a diferencia de la levadura de cerveza no promueve el crecimiento de cándidas. 

He utilizado la col Kale pero si no tienes puedes utilizar otro tipo de col (rizada…), sólo tienes que coger las hojas más verdes, retirar el tallo más grueso y trocear. A mí me gusta la Kale porque es rica en calcio y su absorción es muy alta, ya que tiene un bajo contenido en oxalatos (compuestos que dificultan la absorción del calcio). Además, la biodisponibilidad del calcio es mucho mayor que en la leche de vaca u otros lácteos. Es muy rica en clorofila, de ahí ese color tan verde. 

Empezamos!!!

ingredientes

  • 150 gramos de hojas de col kale (sin el tallo central)
  • 3 cucharadas soperas de AOVE (aceite oliva virgen extra)
  • 2 cucharadas soperas de levadura nutricional
  • sal al gusto 

preparación

  1. Precalienta el horno a 150ºC calor arriba y abajo. 
  2. Retira el tallo central de las hojas de kale, trocea y lava. 
  3. Sécalas muy bien con la ayuda de un centrifugador de ensaladas (es importante para que después queden crujientes). 
  4. Vierte en un bol las hojas, la levadura, el aceite y la sal. Y… manos a la obra! Mézclalo todo muy bien con las manos. La hojas deben quedar brillantes. 
  5. Cubre con papel de horno una bandeja y extiende bien las hojas. Es importante que no se amontonen, yo para esta cantidad he hecho tres tandas. 
  6. Baja el horno a 120ºC e introduce la bandeja. Hornea unos 15-20 minutos. Como cada horno tiene una potencia te aconsejo que estés pendiente, no nos interesa que cojan un color marrón porque sino amargan (te lo digo por experiencia….) es mejor chequearlo e ir probando. 
 Que las disfrutes!!!! 🙂 

Mascarilla de arcilla verde

Hoy os animo a preparar vuestra mascarilla purificante casera. ¿Por qué?
 
– Porque es muy fácil
– Porque es más barato (1 kg cuesta entre 5 y 6 euros) imagina todas las mascarillas que te puedes hacer….
– Porque no tiene una fecha de caducidad tan reducida ni potingues raros para que aguante más
– Porque al ser en polvo no pierde sus propiedades
– Porque siempre es divertido hacer “pastitas” 
 
La piel es un órgano emuntorio (los emuntorios son aquellos órganos y tejidos por los cuales el organismo expulsa al exterior lo que le resulta tóxico) y elimina las toxinas acumuladas mediante el sudor. Con lo que, además de nutrirnos por dentro también nos conviene limpiarnos por fuera para mantener el equilibrio y esta es una excelente forma de hacerlo. 
 
Esta mascarilla es de arcilla verde en polvo, agua y aceite vegetal de caléndula, pero tu puedes crear tu propia versión. 
 

ingredientes

  • 1 cucharada de arcilla verde (he utilizado Arcilla Verde de Argital)
  • agua
  • aceite vegetal de caléndula 

preparación

Los pasos básicos son: 
 
1. Mezclar la arcilla con agua (si puedes utiliza agua de mar porque tendrás un extra de minerales) hasta conseguir una textura cremosa y aplicarla en la piel.
2. Dejarla actuar unos 15 o 20 minutos.
3. Retirar con agua abundante.
 
A partir de aquí puedes darle tu toque personal. Podrías añadir algún aceite vegetal o esencial según el tipo de piel y necesidades. Si por ejemplo, quieres un efecto calmante de la piel puedes sustituir el agua por una infusión de camomilla, caléndula…. 
 
Siempre que sea posible, utiliza elementos de madera o barro, en lugar de plástico o metal para no destruir o alterar las propiedades de los ingredientes que vamos a utilizar.
 

curiosidades

* Exiten diferentes tipos de arcilla: la blanca, roja y verde

* Arcilla verde está compuesta principalmente por silicatos de aluminio, minerales (hierro, magnesio…) y oligoelementos. Tiene una función depurativa , purificante, cicatrizante, regeneradora, suavizante, exfoliante, reguladora y limpiadora. 

 

Leche o bebida de almendras

Seguramente conoces a alguien que tiene intolerancia a la Lactosa. ¿ Sabes por qué? La lactosa es el azúcar de la leche, éste es hidrolizado (descompuesto) en el intestino gracias a la acción de la lactasa, pero esta enzima en principio sólo actúa durante el periodo de la lactancia materna y poco a poco va disminuyendo hasta desaparecer. En los seres humanos y en concreto en determinados grupos étnicos, esta enzima continua activa durante la edad adulta, con lo cual tener o no intolerancia viene determinado por factores genético-hereditarios.

Otro problema a tener en cuenta es la caseína (componente proteico de la leche) una sustancia muy espesa y áspera. La leche de vaca contiene un 300% más de caseína que la leche materna y los productos secundarios de su descomposición se convierten en un moco espeso, que se va pegando a las membranas mucosas. Si tienes rinitis, sinusitis o asma y bebes mucha de leche de vaca, prueba a dejarla seguramente mejorarás 😉

¿Pero…. y si la dejo… qué bebo? Hoy en día, podemos encontrar muchas alternativas y en el supermercado encontrarás toda una sección dedicada a las bebidas vegetales. Pero OJO! Fíjate un poquito en la etiqueta, porque con este boom … no todo lo que ves es saludable y ya que has decidido hacer un cambio, mejor hacerlo bien, no? Si miras los ingredientes muchas contienen: aceite, azúcares, E-xxx (a saber lo que es!) y otros nombres raros que quizás no hacen falta, ah! y… otra cosa a tener en cuenta, es que no son baratas. 

Por todo ello, hoy os presento diferentes opciones de hacer tu propia leche o bebida de almendras.

ingredientes opción 1:

  • 100 gramos de almendras crudas ecológicas (con piel)
  • 1 litro de agua

Las cantidades pueden variar en función de si la quieres más o menos concentrada.

preparación:

  1. Lo primero es dejar las almendras en remojo (para que se activen) un mínimo de 8 horas (lo ideal es hacerlo la noche anterior). Pelarlas es opcional, yo no lo hago, ya que en la piel se concentran una gran cantidad de nutrientes y el resultado es igual de bueno.  
  2. Al día siguiente, tira el agua de remojo y aclara las almendras.
  3. Introduce las almendras y el agua en: thermomix, robot de cocina, licuadora o recipiente donde puedas poner la batidora y tritúralo bien hasta que quede una pasta.
  4. Cuela el líquido para separar la leche de los restos de almendras. Lo puedes hacer con unas bolsas especiales o sino coloca un colador de malla fina cubierto con unas gasas o una tela de algodón sobre un recipiente y deja que vaya filtrando.
  5. Aprieta con las manos o con la ayuda de una cuchara la pasta que queda para terminar de aprovechar todo el líquido y ya tienes tu leche de almendras!
  6. Si quieres la puedes enriquecer con canela, especias, cacao….
  7. Gúardala en una botella/frasco de cristal con cierre hermético. Aguanta unos 3 días en el frigorífico.

ingredientes opción 2:

  • Crema de almendras ecológica (también tienes que mirar la etiqueta, lo ideal es que sólo tenga almendras).
  • 1 vaso de agua

preparación:

  1. De esta forma tienes una bebida instantánea. Simplemente tienes que poner 2 cucharadas del producto en un vaso de agua fría o caliente, según como la prefieras y batirlo hasta que quede homogéneo. 
  2. También puedes enriquecerla con cacao, canela ….

Esta última es la forma más rápida y económica de beber leche vegetal.

Curiosidades:

* ALMENDRA: contiene un 19% de proteína, aporta unas 600 Cal., 252mg de calcio/100gr, 454mg/100gr de fósforo, 170mg/100 gr de magnesio y 835mg/100 gr de potasio, además contienen ácidos grasos monoinsaturados, vitamina E y del grupo B especialmente la B2.

* Como ya expliqué en la receta del Paté de champiñones y anacardos, los frutos secos tienen unas sustancias llamadas “antinutrientes” que impiden la asimilación de vitaminas, minerales… por este motivo hay que remojar/activar las almendras durante 8 horas.

* No tires la pasta de almendras que queda después de colar. Existen muchas recetas para aprovecharla en forma de patés, postres….

 

Leche dorada

La leche dorada es una deliciosa bebida que tiene sus orígenes en la Medicina Ayurveda. Se le atribuyen un sinfín de propiedades curativas, ya que su principal componente es la cúrcuma. Por lo tanto, es antiinflamatoria, antioxidante, depurativa, fortalece el sistema inmune… Además, según el Ayurveda facilitará la eliminación de moco.

Aunque existen diferentes formas de prepararla, siempre hay que mantener la pimienta negra molida y una base lipídica (“grasa”) para favorecer la absorción de la curcumina (el principio activo de la cúrcuma).

Os dejo mi versión:

ingredientes para la pasta:

  • 30 gr de cúrcuma en polvo
  • 1/2 cucharadita de pimenta negra molida
  • 100 ml de agua mineral
  • 4 cucharaditas de aceite de coco virgen

Preparación de la pasta:

  1. En un cazo ponemos la cúrcuma y la pimienta y vamos añadiendo el agua poco a poco.
  2. Dejamos cocinar durante unos 5 minutos hasta que se forme una pasta espesa. Durante la cocción, lo vamos removiendo de vez en cuando.
  3. Retiramos el cazo del fuego y le añadimos el aceite de coco virgen. Con la ayuda de una espátula lo mezclamos bien hasta que quede homogéneo.
  4. La guardamos en un recipiente de vidrio con tapa y una vez esté fría, ya la podemos conservar en la nevera hasta 15 días.

preparación de la leche:

  1. Calienta en un cazo una taza de tu bebida vegetal favorita, sin que llegue a hervir.
  2. Añade una cucharadita de la pasta de cúrcuma, una pizca de jengibre y canela en polvo.
  3. Remueve y a disfrutar de tu leche dorada.