Salsa de tomate

El tomate es uno de los grandes protagonistas de la gastronomía mediterránea. Su color rojo es debido al Licopeno, un tipo de caroteno, que aunque no tiene la capacidad de trasformarse en vitamina A, es un gran antioxidante. Una cosa a tener en cuenta es que la cantidad de licopeno no se altera aunque se cocine el tomate. Bien! 🙂

Además, contiene otros componentes con efectos similares y que se refuerzan entre sí, como la vitamina C, E y quercetina.

Hoy comparto una versión de salsa de tomate casera sin azúcar muy fácil de preparar. Yo la preparo cada semana y la guardo en un tarro de cristal en la nevera, así siempre la tengo a mano para añadirla a una pasta, arroz, garbanzos… De esta forma, te aseguras un plato rico en menos de 5 minutos. Esta es mi versión básica pero puedes agregarle otros integredientes de tu preferencia durante su elaboración o al momento de utilizarla.

INGREDIENTES

  • 400 gramos de tomate natural (sin piel)
  • 1/2 cebolla grande
  • 1 diente de ajo
  • 1 trocito de jengibre fresco
  • 2 zanahorias (aprox 100 gramos)
  • 2 cucharadas de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • una pizca de sal
  • una pizca de pimienta negra
  • 1 rama de albahaca fresca
  • 1 rama de romero fresco (lo puedes sustituir por orégano o tomillo).

preparación:

  1. Tritura los tomates y las zanahorias y reserva.
  2. Corta la cebolla y el jengibre y sofríelos en una olla con un poquito de aceite.
  3. Cuando la cebolla empiece a estar transparente añade los ajos picados y deja que se doren (sin quemarse!).
  4. Agrega los tomates y las zanahorias licuados a la olla. Revuelve, agrega la sal, una pizca de pimienta y las hierbas aromáticas (albahaca, romero o las que te gusten más).
  5. Deja hervir y baja el fuego. Tápalo y déjalo cocinar durante unos 30-40 minutos mezclando de vez en cuando. Estará lista cuando la consistencia sea más espesa. 
  6. Comprueba el punto de sal y ya tienes lista tu salsa de tomate casera.

 

PREPARACIÓN thermomix:

  1. Introduce el tomate, la cebolla, el ajo, el jengibre y las zanahorias y tritura progresivamente velocidad 5 a 8 durante 15 segundos.
  2. Añade el aceite, el romero, la albahaca, la sal y la pimienta y programa 25 minutos, 100ºC, velocidad 2 sin cubilete y con el cestillo arriba (para no salpicar).

curiosidades:

* El tomate tiene propiedades depurativas porque contiene glutatión (favorece la depuración de productos tóxicos e impide la acumulación de metales pesados, como el plomo).

* Bien refrigerada (guárdala en un tarro de cristal hermético) en la nevera esta salsa de tomate casera aguanta hasta 1 semana. Si la congelas, meses.

Mutabal

Mutabal

Mutabal es una deliciosa crema a base de berenjenas asadas, típica de la cocina árabe, que se toma como aperitivo. Se suele acompañar con pan de pita pero también lo puedes tomar con crudités o pan tostado.  Ahora que estamos en temporada es una buena forma de aprovechar las berenjenas del huerto y sorprender a tus invitados 😉

Es muy fácil de preparar, pero para lograr el auténtico sabor del mutabal la berenjena debe estar ahumada. Hasta la fecha siempre lo había hecho con berenjenas asadas al horno y… la verdad, es que no me convencía para nada, esta vez las he asado a la plancha y ha quedado delicioso. Al igual que para el hummus, también necesitarás tahini o tahina (pasta hecha a base de semillas de sésamo) pero lo puedes encontrar fácilmente en los supermercados o biotiendas. Te dejo mi versión:

INGREDIENTES

  • 300 gramos de berenjena
  • 25 gramos de AOVE
  • 25 gramos de tahina
  • 1 cucharada sopera de zumo de limón
  • 1/2 diente de ajo
  • 1/2 cuchardita de comino en polvo
  • sal
  • pimentón dulce (para decorar)
  • perejil picado (para decorar)

PREPARACIÓN del mutabal

  1. Asar las berenjenas. Las asaremos a la plancha, dejándolas con la piel sobre la plancha levemente engrasada y muy caliente hasta que ésta esté negra y quebradiza, entonces le daremos la vuelta. Repetimos la operación hasta asarla por todos los lados. Estará lista cuando al pincharlo esté blandita. Las dejamos enfriar para poder pelarlas.
  2. Incorpora la berenjena, el aceite, el ajo, el zumo de limón, el comino, la sal y el tahini en la batidora/thermomix/robot de cocina y tritúralo todo hasta que quede una consistencia cremosa.
  3. Vierte la crema en un bol, rocía con un chorrito de AOVE y espolvorea con un poquito de pimentón dulce y perejil cortado. 
  4. Acompáñalo con pan de pita, unas tostaditas o con verduritas crudas “crudités” (zanahoria, calabacín…) cortadas en forma de palitos.

CURIOSIDADES

* BERENJENAS: pertenecen a la família de las solanáceas. Aportan unas 31cal/100gr. Destaca su contenido en fósforo, calcio, ácido fólico, hierro y vitamina B6. Son ligeramente laxantes y diuréticas.

* SÉSAMO: es una buena fuente vegetal de calcio: 1 cucharada de calcio de 20 g aporta 195 mg de calcio. Además contiene magnesio que ayuda a la absorción de éste.

Hummus

Este es el aperitivo más rápido, fácil y resultón que puedes hacer para sorprender a tus invitados. Nunca falla y lo tienes listo en 5 minutos.

El hummus es un puré de garbanzos al que se le añaden diferentes ingredientes para darle más sabor. Es muy popular en todo Oriente Medio pero se han hecho múltiples versiones de la receta original (me incluyo). Uno de los ingredientes fundamentales es la tahina o tahini (pasta hecha a base de semillas de sésamo) pero yo utilizo directamente las semillas y el resultado es igual de bueno.

Además de delicioso este plato tiene un gran valor nutricional:

  • Por una parte nos da una proteína vegetal completa, ya que las legumbres son deficitarias del aminoácido esencial metionina y el sésamo contiene una elevada cantidad de éste.
  • Tanto los garbanzos como el sésamo son ricos en hierro, calcio, vitaminas del grupo B y grasas insaturadas.

INGREDIENTES

  • 400 gramos de garbanzos cocidos*
  • 60 ml de agua
  • un chorrito de zumo de limón (10 gramos aprox.)
  • 10 gramos de sésamo negro* (también puedes utilizar el dorado)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 35 gramos de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • pimentón dulce y picante

PREPARACIÓN

  1. Añade todos los ingredientes excepto el pimentón y tritura hasta obtener una textura cremosa pero con cuerpo. 
  2. Vierte el hummus en un bol, rocía con un chorrito de AOVE y espolvorea con un poquito de pimentón dulce y picante (también lo podrías sustituir por comino). 
  3. Acompáñalo con unas tostaditas o con verduritas crudas “crudités” (zanahoria, calabacín…) cortadas en forma de palitos.

PREPARACIÓN THERMOMIX

  1. Pon todos los ingredientes excepto el pimentón en el vaso y tritura de forma progresiva velocidad 5 a 10 durante 1 minuto.
  2. Vierte el hummus en un bol, rocía con un chorrito de AOVE y espolvorea con un poquito de pimentón dulce y picante (también lo podrías sustituir por comino).
  3. Acompáñalo con unas tostaditas o con verduritas crudas “crudités” (zanahoria, calabacín…) cortadas en forma de palitos.

CURIOSIDADES

* Si compras los garbanzos cocidos mira la etiqueta. Muchas veces le añaden sulfitos, intenta comprarlos que sean ecológicos y sin conservantes añadidos. 

* SÉSAMO: es una buena fuente vegetal de calcio: 1 cucharada de calcio de 20 g aporta 195 mg de calcio. Además contiene magnesio que ayuda a la absorción de éste.

* El sésamo negro tiene un poco más de hierro que el dorado (ideal para personas con anemia o embarazadas).

* El limón es rico en vitamina C y nos ayuda a asimilar mejor el hierro (aumenta hasta tres veces su asimilación).  

Paté vegano de champiñones y anacardos

¿Preparados para la recta final de las fiestas? Espero que sí. Después de tantos días seguro que ya no sabes ni que preparar, así que hoy os propongo hacer este paté vegano de champiñones y anacardos. Es muy fácil, saludable y seguro que sorprendres a tus invitados, ya que la textura es la de una mousse. Yo lo he preparado con thermomix, pero también lo puedes hacer con una batidora u otro robot de cocina.

INGREDIENTES:

  • 200 gramos de anacardos crudos
  • 200 gramos de champiñones
  • 1 cebolla
  • 2 cucharadas de AOVE
  • Sal
  • Pimienta negra

PREPARACIÓN thermomix:

  1. Aunque es muy fácil tienes que organizarte, ya que hay que hidratar los anacardos para eliminar los antinutrientes (más abajo te explico en qué consiste). Lo ideal es ponerlos en un cuenco con agua filtrada toda la noche, así por la mañana ya puedes preparar tu paté. Si te has olvidado o ya es demasiado tarde, con hidratarlos unas  6 horas será suficiente.
  2. Una vez escurridos y aclarados con agua, los picaremos: 10” vel 6. Retira la pasta y reserva.
  3. Tritura la cebolla: 3” vel 6.
  4. Añade 2 cucharadas de AOVE y programa 5 minutos vel 1 a 100ºC.
  5. Introduce los champiñones previamente troceados y programa 6 minutos vel 1 a 100ºC.
  6. Salpimenta al gusto, incorpora los anacardos y programa 15” velocidad 6.
  7. Ya tienes tu paté listo. Dejálo enfriar en un bol y sírvelo acompañado de crudités (zanahoria, calabacín…. crudos) o bien unas tostaditas.

sin thermomix: 

Simplemente tienes que sofreír la cebolla y cuando esté transparente le añades los champiñones laminados, lo rehogas bien hasta que estén blanditos, salpimentas al gusto y lo trituras todo hasta conseguir la textura deseada. 

CURIOSIDADES:

* Los frutos secos tienen unas sustancias llamadas “antinutrientes” que impiden la asimilación de vitaminas, minerales… Estos son:

  • Ácido fítico: interfiere en la asimilación de el hierro, zinc, calcio, magnesio y el manganeso. También algunas proteínas, almidones e incluso grasas.
  • Taninos: hierro y cobre, y además reducen la digestibilidad de las proteínas.
  • Oxalatos : calcio, hierro y otros minerales.

* El anacardo es mayoritariamente grasa (553 kcal/100 g) sobretodo es rico en omega6.  También contiene carbohidratos, proteína vegetal,vitamina E y K, magnesio, manganeso, cobre, zinc y hierro y fibra (soluble e insoluble).