Sopa de mijo y verduras

Para este día frío de primavera nada mejor que un buen plato de cuchara que nos ayude a entrar en calor. Esta sopa de mijo es muy suave, nutritiva y tiene un punto oriental que me encanta.

Además del mijo, la sopa lleva verduras: puerro, ajo, zanahoria, calabaza y col kale, pero puedes usar las que más te gusten. Yo he aprovechado la última calabaza que me quedaba en la despensa, pero si no tienes puedes sustituirla por patata o batata. Además le he añadido un mix preparado de especies (comino, cúrcuma, chile, pimienta, canela…) en el agua de cocción para darle más sabor, este paso es opcional pero le da un toque delicioso. Otra opción sería poner una cucharadita de curry o alguna especie que te guste. ¿Te animas? 

INGREDIENTES:

  • 150 gramos de mijo
  • 1.5 litros de agua mineral
  • 1 puerro
  • 1 diente de ajo
  • 2 zanahorias
  • 100 gramos de calabaza (si no tienes puedes sustituirlo por patata o batata)
  • 2 hojas de col kale (puedes utilizar otro tipo de col o espinacas, acelgas…)
  • 1 trocito de jengibre fresco 
  • 2 cucharadas de AOVE 
  • Sal marina al gusto
  • 1 cucharadita de mixed de especies (opcional)

PREPARACIÓN:

  1. Picar el puerro, el ajo y el jengibre y rehogar con el aceite durante 5 minutos.
  2. Pelar y trocear la calabaza en cuadraditos.
  3. Cortar las zanahorias en medias lunas (si son ecológicos no hace falta pelarlas). 
  4. Separar el tallo de las hojas de la col Kale y cortarlas en láminas. 
  5. Añadir a la cacerola y seguir rehogando otros 5 minutos más.
  6. Incorporar el agua, las especies y la sal.
  7. Dejar cocer 15 minutos a fuego medio.
  8. Mientras tanto, lavar el mijo en un colador bajo el grifo. Añadir a la cazuela y cocer 20 minutos más.
  9. Tomar calentita y disfrutar 🙂

preparación thermomix

  1. Picamos durante 5″ vel 5 el puerro, el jengibre y el ajo.
  2. Agregamos el aceite y programamos 5min/ 100º y vel. 1 sin cubilete
  3. Mientras pelamos y troceamos la calabaza en cuadraditos.
  4. Cortamos las zanahorias en medias lunas (si son ecológicos no hace falta pelarlas). 
  5. Separamos el tallo de las hojas de la col Kale y las cortamos en láminas. 
  6. Introducimos las verduras, el agua, las especies y la sal y programamos 15 min/ 100º y vel. cuchara
  7. Añadimos el mijo previamente lavado y cocinamos 15 min/100º/vel cuchara
  8. Tomar calentita y disfrutar 🙂

curiosidades

* Este plato es muy recomendable para las mujeres, sobretodo en casos de menstruaciones abundantes porque es rica en hierro y magnesio

 

Crema de lentejas rojas con leche de coco

Esta es una crema de lentejas muy nutritiva e ideal para entrar en calor los días de invierno. La lenteja roja al no tener piel resulta muy digestiva. El jengibre como es picante nos calienta el cuerpo y facilita aún más la digestión de este plato.  

INGREDIENTES:

  • 250 gramos de lentejas rojas
  • 200 gramos de tomate natural
  • 100 ml de leche de coco
  • 800-1000 ml de agua mineral (aproximadamente)
  • Una cebolla pequeña o 1/2 grande
  • Un diente de ajo
  • 1 trocito de jengibre fresco 
  • 2 cucharadas de AOVE 
  • Sal
  • Pimienta negra
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo

PREPARACIÓN:

  1. Lavar las lentejas con la ayuda de un colador y dejarlas en remojo mientras preparamos el plato. 
  2. Picar la cebolla, el jengibre y el ajo. Rehogarlo a fuego suave con el aceite de oliva en una olla hasta que la cebolla esté transparente (unos 15 minutos aprox). 
  3. Añadir la canela y remover unos minutos para que suelte el aroma y se impregne el sofrito. 
  4. Añadir el tomate, salpimentar y cocer durante unos 10 minutos.
  5. Incorporar la leche de coco, remover bien y añadir las lentejas (escurridas). Rehogar un poco e incorporar el agua hasta cubrirlo todo unos dos dedos por encima. Lo dejamos cocer a fuego suave hasta que la legumbre esté tierna (15-20 minutos). 
  6. Añadir la cúrcuma y triturar. Rectificar de líquido, según la consistencia deseada, añadiendo agua o más leche de coco. 
  7. Corregir de sal y servir con un chorrito de leche de coco y de aceite de oliva. 

 

Crema de calabaza y manzana

INGREDIENTES PARA 2-3 PERSONAS

  • 1 calabaza (400 g aprox)
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • 1cm de jengibre fresco (opcional)
  • 1 manzana
  • 300 ml agua mineral (puedes añadir más o menos según la textura que te guste)
  • 1 pizca de sal marina sin refinar
  • 2 cucharadas de AOVE
  • 1 pizca de pimienta negra

PREPARACIÓN

  1. Corta el puerro y el jengibre y sofríelos con 2 cucharadas de AOVE hasta que estén dorados (puedes hacerlo en la misma olla que cocinaremos el resto).
  2. Añade la calabaza (pelada), las zanahorias (sin pelar, si son ecológicas) y la manzana (pelada) en la olla a trozos grandes.
  3. Incorpora el agua con una pizca de sal y déjalo hervir unos 20-25 minutos a fuego bajito.
  4. Cuando ya esté blandito tritúralo todo hasta que quede una textura fina. Si quieres una crema más líquida puedes añadir más agua o bien un poco de tu leche vegetal favorita.
  5. Sírvelo en un bol con una pizca de pimienta negra molida o con lo que más te guste.

PREPARACIÓN THERMOMIX

  1. Introduce el puerro y el jengibre en la thermomix con el cubilete y trocea 5 segundos a velocidad 5.
  2. Añade las 2 cucharadas de AOVE y sofríe durante 8 minutos, 100ºC, velocidad 1, sin cubilete.
  3. Pon la calabaza (pelada), las zanahorias (sin pelar, si son ecológicas) y la manzana (pelada)  a trozos.
  4. Agrega el agua y una pizca de sal y programa: 30 min, 90ºC, velocidad 1 (con cubilete).
  5. Tritura 1 minuto a velocidad 5. Con la ayuda de una espátula baja el contenido de las paredes.
  6. Vuelve a triturar 1 minuto a velocidad 8.
  7. Si quieres una crema más líquida puedes añadir más agua o bien un poco de tu leche vegetal favorita.
  8. Sírvelo en un bol con una pizca de pimienta negra molida o con lo que más te guste.

CURIOSIDADES

* La calabaza es la más grande de todas las hortalizas, contiene cantidades significativas de betacaroteno y vitaminas A y E, todos ellos nutrientes antioxidantes. Se digiere fácilmente y aporta muy pocas calorías, además es rica en fibra, lo que le confiere propiedades ligeramente laxantes y aptas para todo el mundo.
Su alto contenido en potasio hace de ella un alimento diurético.