chips de col kale

Hoy te presento este aperitivo sano y ES-PEC-TA-CU-LAR!!! Te aseguro que si lo pruebas te va encantar, bueno a tí y a todos tus invitados. Si te asusta pensar que es una col y no te gusta el sabor… no te preocupes, estos chips tienen sabor a queso! ¿El secreto? La levadura nutricional! Quizás te suene a chino, pero te animo a comprarla porque es realmente adictiva! Y cuando haces… pop…. no hay Stop! Además de deliciosa tiene un gran valor nutricional, ya que contiene todos los aminoácidos esenciales y es muy rico en vitaminas del grupo B. Por eso es ideal para las dietas veganas o vegetarianas.

La levadura nutricional  es una forma inactiva de la levadura, se hace a partir de melazas que se fermentan y pasterizan y a diferencia de la levadura de cerveza no promueve el crecimiento de cándidas. 

He utilizado la col Kale pero si no tienes puedes utilizar otro tipo de col (rizada…), sólo tienes que coger las hojas más verdes, retirar el tallo más grueso y trocear. A mí me gusta la Kale porque es rica en calcio y su absorción es muy alta, ya que tiene un bajo contenido en oxalatos (compuestos que dificultan la absorción del calcio). Además, la biodisponibilidad del calcio es mucho mayor que en la leche de vaca u otros lácteos. Es muy rica en clorofila, de ahí ese color tan verde. 

Empezamos!!!

ingredientes

  • 150 gramos de hojas de col kale (sin el tallo central)
  • 3 cucharadas soperas de AOVE (aceite oliva virgen extra)
  • 2 cucharadas soperas de levadura nutricional
  • sal al gusto 

preparación

  1. Precalienta el horno a 150ºC calor arriba y abajo. 
  2. Retira el tallo central de las hojas de kale, trocea y lava. 
  3. Sécalas muy bien con la ayuda de un centrifugador de ensaladas (es importante para que después queden crujientes). 
  4. Vierte en un bol las hojas, la levadura, el aceite y la sal. Y… manos a la obra! Mézclalo todo muy bien con las manos. La hojas deben quedar brillantes. 
  5. Cubre con papel de horno una bandeja y extiende bien las hojas. Es importante que no se amontonen, yo para esta cantidad he hecho tres tandas. 
  6. Baja el horno a 120ºC e introduce la bandeja. Hornea unos 15-20 minutos. Como cada horno tiene una potencia te aconsejo que estés pendiente, no nos interesa que cojan un color marrón porque sino amargan (te lo digo por experiencia….) es mejor chequearlo e ir probando. 
 Que las disfrutes!!!! 🙂