crema de coliflor

Crema de coliflor

Ahora que por fin ha llegado el frío que mejor que nutrirnos con cremas bien calentitas. Hoy os presento una crema de coliflor muy suave y cremosa que os sorprenderá. 

Esta hortaliza pertenence a la família de las crucíferas (col, brécol, romanesco…) muy estudiadas en la actualidad por tener un gran efecto protector para el organismo, sobretodo a nivel anticancerígeno. Todo ello es gracias a que son ricas en glucosinolatos (activadores potentes de las enzimas de desintoxicación hepática) y  promotores del  indol-3-carbinol (sus acciones implican el bloqueo de enzimas que promueven el crecimiento de tumores, particularmente en las mamas, hígado, colon, pulmón, estómago y esófago). Para no desactivar sus moléculas beneficiosas se aconseja consumirlas crudas o poco cocidas.

Aunque por norma general la “coliflor” no sea un alimento muy exótico ni seductor, debemos incorporlo a nuestra alimentación y con un poco de imaginación estoy segura que os gustará. Os dejo mi propuesta 🙂

INGREDIENTES de la crema:

  • 300 gramos de coliflor
  • 1 cebolla pequeña o 1/2 grande
  • 1 calabacín
  • 1/2 manzana
  • 500 ml de agua mineral (aproximadamente)
  • 1 trocito de jengibre fresco 
  • 2 cucharadas de AOVE 
  • Sal
  • Pimienta negra

ingredientes coliflor horneada:

  • 200 gramos de coliflor
  • 1 cuchara pequeña de garam masala
  • 1 cuchara pequeña de pimentón dulce
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharada de AOVE

* puedes utilizar las especies que más te gusten: cúrcuma, tomillo, pimienta…

preparación de la coliflor al horno:

  1. Precalienta el horno a 180ºC.
  2. Separa los arbolitos de la coliflor (intenta que tengan más o menos el mismo tamaño).
  3. Pon en un bol todos los ingredientes y mezcla bien.
  4. Extiende la coliflor (sin amontonar) sobre una bandeja con papel de horno y hornea durante 10 minutos, después dale la vuelta y déjalo 10 minutos más o hasta que esté crujiente. 

PREPARACIÓN de la crema:

  1. Escaldar la coliflor durante 4 minutos y reservar (para conservar sus beneficios).
  2. Picar la cebolla y el jengibre. Rehogarlo a fuego suave con el aceite de oliva en una olla hasta que la cebolla esté transparente (unos 15 minutos aprox). 
  3. Añadir la manzana y el calabacín (si es ecológico no hace falta pelarlo) y remover unos minutos. 
  4. Añadir el agua, salpimentar y cocer durante unos 20 minutos o hasta que esté tierno.
  5. Incorporar la coliflor y triturar. Rectificar de líquido, según la consistencia deseada, añadiendo agua. 
  6. Corregir de sal y servir con los arbolitos de coliflor al horno.

Bon profit!!!

 

Crema de lentejas rojas con leche de coco

Esta es una crema de lentejas muy nutritiva e ideal para entrar en calor los días de invierno. La lenteja roja al no tener piel resulta muy digestiva. El jengibre como es picante nos calienta el cuerpo y facilita aún más la digestión de este plato.  

INGREDIENTES:

  • 250 gramos de lentejas rojas
  • 200 gramos de tomate natural
  • 100 ml de leche de coco
  • 800-1000 ml de agua mineral (aproximadamente)
  • Una cebolla pequeña o 1/2 grande
  • Un diente de ajo
  • 1 trocito de jengibre fresco 
  • 2 cucharadas de AOVE 
  • Sal
  • Pimienta negra
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo

PREPARACIÓN:

  1. Lavar las lentejas con la ayuda de un colador y dejarlas en remojo mientras preparamos el plato. 
  2. Picar la cebolla, el jengibre y el ajo. Rehogarlo a fuego suave con el aceite de oliva en una olla hasta que la cebolla esté transparente (unos 15 minutos aprox). 
  3. Añadir la canela y remover unos minutos para que suelte el aroma y se impregne el sofrito. 
  4. Añadir el tomate, salpimentar y cocer durante unos 10 minutos.
  5. Incorporar la leche de coco, remover bien y añadir las lentejas (escurridas). Rehogar un poco e incorporar el agua hasta cubrirlo todo unos dos dedos por encima. Lo dejamos cocer a fuego suave hasta que la legumbre esté tierna (15-20 minutos). 
  6. Añadir la cúrcuma y triturar. Rectificar de líquido, según la consistencia deseada, añadiendo agua o más leche de coco. 
  7. Corregir de sal y servir con un chorrito de leche de coco y de aceite de oliva. 

 

Crema de calabaza y manzana

INGREDIENTES PARA 2-3 PERSONAS

  • 1 calabaza (400 g aprox)
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • 1cm de jengibre fresco (opcional)
  • 1 manzana
  • 300 ml agua mineral (puedes añadir más o menos según la textura que te guste)
  • 1 pizca de sal marina sin refinar
  • 2 cucharadas de AOVE
  • 1 pizca de pimienta negra

PREPARACIÓN

  1. Corta el puerro y el jengibre y sofríelos con 2 cucharadas de AOVE hasta que estén dorados (puedes hacerlo en la misma olla que cocinaremos el resto).
  2. Añade la calabaza (pelada), las zanahorias (sin pelar, si son ecológicas) y la manzana (pelada) en la olla a trozos grandes.
  3. Incorpora el agua con una pizca de sal y déjalo hervir unos 20-25 minutos a fuego bajito.
  4. Cuando ya esté blandito tritúralo todo hasta que quede una textura fina. Si quieres una crema más líquida puedes añadir más agua o bien un poco de tu leche vegetal favorita.
  5. Sírvelo en un bol con una pizca de pimienta negra molida o con lo que más te guste.

PREPARACIÓN THERMOMIX

  1. Introduce el puerro y el jengibre en la thermomix con el cubilete y trocea 5 segundos a velocidad 5.
  2. Añade las 2 cucharadas de AOVE y sofríe durante 8 minutos, 100ºC, velocidad 1, sin cubilete.
  3. Pon la calabaza (pelada), las zanahorias (sin pelar, si son ecológicas) y la manzana (pelada)  a trozos.
  4. Agrega el agua y una pizca de sal y programa: 30 min, 90ºC, velocidad 1 (con cubilete).
  5. Tritura 1 minuto a velocidad 5. Con la ayuda de una espátula baja el contenido de las paredes.
  6. Vuelve a triturar 1 minuto a velocidad 8.
  7. Si quieres una crema más líquida puedes añadir más agua o bien un poco de tu leche vegetal favorita.
  8. Sírvelo en un bol con una pizca de pimienta negra molida o con lo que más te guste.

CURIOSIDADES

* La calabaza es la más grande de todas las hortalizas, contiene cantidades significativas de betacaroteno y vitaminas A y E, todos ellos nutrientes antioxidantes. Se digiere fácilmente y aporta muy pocas calorías, además es rica en fibra, lo que le confiere propiedades ligeramente laxantes y aptas para todo el mundo.
Su alto contenido en potasio hace de ella un alimento diurético.