Salsa de tomate

El tomate es uno de los grandes protagonistas de la gastronomía mediterránea. Su color rojo es debido al Licopeno, un tipo de caroteno, que aunque no tiene la capacidad de trasformarse en vitamina A, es un gran antioxidante. Una cosa a tener en cuenta es que la cantidad de licopeno no se altera aunque se cocine el tomate. Bien! 🙂

Además, contiene otros componentes con efectos similares y que se refuerzan entre sí, como la vitamina C, E y quercetina.

Hoy comparto una versión de salsa de tomate casera sin azúcar muy fácil de preparar. Yo la preparo cada semana y la guardo en un tarro de cristal en la nevera, así siempre la tengo a mano para añadirla a una pasta, arroz, garbanzos… De esta forma, te aseguras un plato rico en menos de 5 minutos. Esta es mi versión básica pero puedes agregarle otros integredientes de tu preferencia durante su elaboración o al momento de utilizarla.

INGREDIENTES

  • 400 gramos de tomate natural (sin piel)
  • 1/2 cebolla grande
  • 1 diente de ajo
  • 1 trocito de jengibre fresco
  • 2 zanahorias (aprox 100 gramos)
  • 2 cucharadas de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • una pizca de sal
  • una pizca de pimienta negra
  • 1 rama de albahaca fresca
  • 1 rama de romero fresco (lo puedes sustituir por orégano o tomillo).

preparación:

  1. Tritura los tomates y las zanahorias y reserva.
  2. Corta la cebolla y el jengibre y sofríelos en una olla con un poquito de aceite.
  3. Cuando la cebolla empiece a estar transparente añade los ajos picados y deja que se doren (sin quemarse!).
  4. Agrega los tomates y las zanahorias licuados a la olla. Revuelve, agrega la sal, una pizca de pimienta y las hierbas aromáticas (albahaca, romero o las que te gusten más).
  5. Deja hervir y baja el fuego. Tápalo y déjalo cocinar durante unos 30-40 minutos mezclando de vez en cuando. Estará lista cuando la consistencia sea más espesa. 
  6. Comprueba el punto de sal y ya tienes lista tu salsa de tomate casera.

 

PREPARACIÓN thermomix:

  1. Introduce el tomate, la cebolla, el ajo, el jengibre y las zanahorias y tritura progresivamente velocidad 5 a 8 durante 15 segundos.
  2. Añade el aceite, el romero, la albahaca, la sal y la pimienta y programa 25 minutos, 100ºC, velocidad 2 sin cubilete y con el cestillo arriba (para no salpicar).

curiosidades:

* El tomate tiene propiedades depurativas porque contiene glutatión (favorece la depuración de productos tóxicos e impide la acumulación de metales pesados, como el plomo).

* Bien refrigerada (guárdala en un tarro de cristal hermético) en la nevera esta salsa de tomate casera aguanta hasta 1 semana. Si la congelas, meses.