Pan de trigo sarraceno

Desde que descubrí este pan de trigo sarraceno en el perfil de Instagram de bylauragarcia lo hago cada semana. Está super rico y todos lo que lo han probado les ha encantado. Aunque tienes que tener un poco de previsión para hacerlo (no se hace en un día), es bastante fácil de preparar y sin duda es el mejor pan sin gluten que he comido.

Se hace con psyllium, seguro que esto ahora te suena a chino, pero es la ¡clave del éxito! El problema de los panes sin gluten es que se desmigan, no son elásticos y tienen poca esponjosidad pero con el psyllium queda estupendo, te lo aseguro 😉 Lo puedes comprar online o si eres poco tecnológico (como yo) vas a la eco-tienda del pueblo/barrio.

Yo lo he preparado con thermomix, por lo demás la receta es la misma:

INGREDIENTES

  • 2 tazas y media (570 g) de trigo sarraceno en grano (¡en grano, no harina!)
  • 1/4 de taza (20 g) de psyllium (yo lo he usado en polvo)
  • Entre 1 taza y 1 taza y media de agua (entre 250 ml y 375 ml)
  • 1 cucharada de sal (17 g)

preparación:

  1. Lava el trigo sarraceno con la ayuda de un colador.
  2. Colócalo en un bol grande y cúbrelo con agua. Déjalo en remojo durante toda la noche.
  3. Al día siguiente, escurre el trigo sarraceno pero no lo enjuagues. Esa substancia pegajosa que lo envuelve es buena para la mezcla.
  4. Pon el trigo sarraceno en la batidora o procesador de alimentos y añade 250 ml de agua y la sal. Yo lo hago con la thermomix: 15 segundos, velocidad progresiva de 5 a 8.
  5. Tritura hasta que se mezcle el trigo sarraceno con el agua. Si ves que necesitas más agua para poder triturar añádela poco a poco, hasta un máximo de 375 ml.
  6. Vierte la mezcla de nuevo en un bol* y añade el psyllium, incorpórandolo a la mezcla con una cuchara de madera. *Yo utilizo el típico bol de bambú de Ikea que tiene forma de media esfera. Así la masa toma esa forma durante la fermentación.
  7. Cubre el bol con un paño de cocina limpio y deja reposar la mezcla durante 24 horas a temperatura ambiente o dentro del horno (apagado).
  8. Pasadas las 24 horas, calienta el horno a 175 °C.
  9. Pon un trozo de papel de horno en la bandeja y coloca la masa sobre el papel de horno y dale forma de hogaza con las manos. Si has utilizado un bol como el que te comentaba en el punto 5 apenas tendrás que darle forma.
  10. Haz uno o dos cortes en la hogaza (greñado) para facilitar la cocción y evitar que la hogaza se abra por otros puntos.
  11. Introduce la bandeja en el horno y hornea durante 1 hora y 20 minutos a 175 ºC.
  12. Saca la hogaza del horno y déjala enfriar sobre una rejilla para que la parte inferior no se humedezca.
  13. Como la mayoría de los panes sin gluten es más rico tostado.

curiosidades

* El Psyllium (Plantago ovata) contiene una gran cantidad de fibra soluble, la cual absorbe el agua y forma una especie de gelatina que es la que nos da la esponjosidad al pan. A nivel terapéutico,  se utiliza para favorecer el tránsito intestinal, previniendo de este modo el estreñimiento y manteniendo la flora bacteriana sana y activa. 

magdalenas

Magdalenas de plátano con cobertura de chocolate

Estas magdalenas son perfectas para aprovechar esos plátanos que se ponen muy maduros (negros, negros) y ya no nos vamos a comer.  De hecho, cuanto más maduros estén más ricas quedarán. Son muy rápidas de preparar y están riquísimas!!! 
 
La receta es una adaptación del Banana bread pero hoy he utilizado harina de trigo sarraceno
¡AVISO! No he añadido ningún azúcar porque aprovecho el dulzor natural del plátano y porque al no comer “azúcares añadidos” no lo hecho en falta, pero si tu paladar no está acostumbrado puedes añadir a la mezcla algún sirope, melaza o azúcar de coco (tienes muchas opciones que no son el azúcar blanco, inténtalo! 😉 ).
 

 

Continue reading “Magdalenas de plátano con cobertura de chocolate”