Crema fría de zanahoria, naranja y jengibre

Esta crema fría combina el sabor dulce de la zanahoria con la acidez de la naranja y… para estos días de calor nos va genial porque es ligera y muy refrescante. En verano es interesante consumir más zanahorias porque al contener betacarotenos nos ayudan a protegernos del sol y a la vez, favorece el bronceado.

Ingredientes para 2-3 personas

  • 1 cebolla mediana
  • 1 cm de jengibre fresco
  • 300 g de zanahorias
  • 300 ml agua (puedes añadir más o menos según la textura que te guste)
  • 150 ml de zumo de naranja
  • 1 pizca de sal marina sin refinar
  • 3 cucharadas de AOVE (aceite de oliva virgen extra)

Preparación

  1. Corta la cebolla, las zanahorias y ralla el jengibre (si lo tienes congelado es muy fácil de rallar) y sofríelo con 3 cucharadas de aceite hasta que esté doradito (puedes hacerlo en la misma olla que cocinaremos el resto).
  2. Añade el agua mineral con una pizca de sal y déjalo hervir unos 20 minutos a fuego bajito.
  3. Cuando la zanahoria ya esté cocida, añade el zumo de naranja y tritúralo todo hasta que quede una textura fina. Déjalo enfriar y guárdalo en la nevera hasta la hora de la comida.
  4. Sírvelo en un bol.

Preparación Thermomix

  1. Pon la cebolla y las zanahorias en el vaso y trocea 5 segundos a velocidad 5.
  2. Añade el jengibre rallado (si está congelado te será más fácil).
  3. Incorpora las 3 cucharadas de aceite y sofríe durante 10 minutos, 100ºC, velocidad 1, sin cubilete.
  4. Pon el agua con una pizca de sal y programa: 30 min, 90ºC, velocidad 1 (con cubilete).
  5. Añade el zumo de naranja y tritura 2 minutos velocidad progresiva de 5-10.
  6. Déjala enfriar y guárdalo en la nevera hasta la hora de la comida.
  7. Sírvelo en un bol.
Compartir en redes sociales: