Y con la llegada del calor queda inagurada la temporada de ensaladas veraniegas! 🙂 Hoy toca de trigo sarraceno y vegetales con un aliño muy rico. En este caso he utilizado una cucharadita de miso para realzar el gusto y unas gotitas de tamari. Quizás te suene a chino todo lo que te digo, pero bueno… en realidad estos productos son de orígen oriental, así que no andas mal!

Si te gusta la comida asiática habrás oído hablar de la típica sopa miso. El miso es uno de los ingredientes fundamentales en la cocina japonesa. Se fabrica a partir de soja cocida y con frecuencia de arroz o trigo (según la región), a los que se añade un agente de fermentación. Existen diferentes tipos de miso según la composición y su grado de fermentación. Yo he utilizado un miso de arroz y garbanzos que se produce en el Delta de l’Ebre y tiene un sabor increíble! Aviso, no tengo comisión. Me gusta explicarlo porque la verdad es que tiene un gusto muy especial y la sopa con este miso queda espectacular.

El tamari es un líquido negro muy parecido a la salsa de soja pero la principal diferencia es que no contine trigo (por lo tanto es gluten free). IMPORANTE: tanto el miso como el tamari son salados, con lo que no hay que añadir sal a la ensalada.

Si no tienes estos ingredientes no te preocupes, puedes hacer otros aliños: aceite, vinagre, mostaza, limón… Imaginación al poder 😉

Ingredientes para 2 personas:

  • 1 T de trigo sarraceno
  • 1 T de agua
  • 4 rábanos
  • 2 zanahorias
  • 1 calabacín pequeño
  • 1 aguacate
  • lechuga al gusto (puedes cambiarlo por rúcula, espinacas…)
  • 1 puñado pipas de girasol crudas
  • 1 puñado de hojas de menta

Aliño:

  • 3 cucharadas de AOVE (aceite oliva virgen extra)
  • 1 cucharadita de miso de arroz y garbanzos
  • unas gotas de tamari (puedes sustituirlo por salsa de soja si no eres intolerante o alérgico al gluten).
  • un chorrito de zumo de limón

Preparación del trigo sarraceno:

  1. Lo primero que hay que hacer es lavarlo. Para facilitar el proceso, pon la medida de trigo sarraceno en un colador de malla fina y éste dentro de un bol con agua.  Aprieta los granos con las manos e inmediatamente verás como el agua se empieza a poner turbia. Deséchala y repite la operación hasta que el agua se aclare.
  2. En una olla añade 1 taza de agua (la proporción es 1:1) con una pizca de sal.  Cuando llegue a ebullición, agrega los granos, tapa la olla y cocina a fuego bajo. Estará listo cuando se haya absorbido todo el agua* (aproximadamente unos 20 minutos).
  3. Reserva en un bol y déjalo enfriar.

 

ELABORACIÓN ENSALADA:

  1. Corta la lechuga, los rábanos, las zanahorias y el aguacate y reserva.
  2. Lava y haz láminas verticales con el calabacín (si es ecológico no hace falta pelarlo). Calienta un sartén y ásalo.
  3. Incorpora todos los ingredientes en un bol, añade pipas de girasol y aliñálo.
  4. Remueve y añade unas hojitas picadas de menta por encima.
  5. Bon profit!

 

CURIOSIDADES

* Trigo sarraceno es un pseudocereal que contiene todos los aminoácidos esenciales. No contiene gluten y es rico en fibra y en minerales como el Selenio, Zinc, Manganeso, Magnesio, Calcio, Hierro, Cobre, Fósforo, Potasio.

 

Compartir en redes sociales: