El tahini o tahina es una pasta de sésamo muy utilizada en la cocina árabe, sobretodo para preparar hummus o mutabal. pero también se puede tomar como aperitivo (untado en pan) o bien para hacer salsas o aliños con un poco de limón y agua.

Hay muchas recetas para hacer tahini casera aunque básicamente es el sésamo tostado y molido, con un medio líquido (aceite o agua). Yo en este caso lo he preparado sólo con las semillas y he optado por tostarlas en casa. ¿Te animas a prepararlo? Venga!!! que sólo necesitas una sartén y una batidora potente con cuchillas.

INGREDIENTES

  • 300 gramos sésamo dorado natural

Preparación Thermomix:

  1. Pon las semillas de sésamo en un colador y lávalas ligeramente bajo el grifo.
  2. Escurre bien y tuesta las semillas en una sartén sin aceite a fuego medio. Remueve de forma constante hasta que se doren un poco (unos 5 minutos).
    • Ten en cuenta que no cambia mucho de color, así que vigila que no se queme porque sino quedará un sabor amargo.
  3. Deja enfriar las semillas ¡IMPORTANTE! Sino con la fricción del motor aumentará demasiado el calor del sésamo y quedará amargo.
  4. Introduce el sésamo en el vaso de la Thermomix.  Muele a velocidad 6, 40 segundos.
  5. Con la ayuda de una lengua/espátula, limpia las paredes del vaso y vuelve a procesar a velocidad 9 ó 10 en intervalos de 1 minuto hasta que quede una pasta completamente homogénea.
    • Si la mezcla se calienta, descansa un par de minutos y sigue para evitar que el calor siga tostando el sésamo.
  6. Si te gusta una textura más líquida (como a mí): programa 3 minutos velocidad 9, baja el contenido de la pared y repítelo dos veces más.
    • O puedes añadir un poco de aceite de oliva para facilitar el proceso, pero si tienes paciencia no te hará falta 😉
  7. Guarda el tahini en frascos y consérvalo en el refrigerador.

Consejos:

  • Aunque para este receta sólo tienes que triturar necesitas una máquina potente porque sino se puede recalentar el motor y averiarla. Una opción es añadir un poco de aceite para facilitar el triturado.

Beneficios de las semillas de sésamo:

  • VARIEDADES: negro, blanco y dorado (natural o tostado).
    • El negro y el blanco no se deberían tostar para aprovechar sus propiedades.
  • GRASAS: son ricas en omega 6 y 9. Además, son una gran fuente de lecitina.
  • PROTEÍNAS: representan un 20% de su contenido con 15 aminoácidos diferentes.
  • FITOESTRÓGENOS: contiene lignanos que actuan como antioxidantes en el metabolismo humano y como regulador hormonal.
  • FIBRA: resulta ligeramente laxante y los mucílagos ayudan a proteger la flora intestinal.
  • Nutrientes: 
    • Minerales: calcio, magnesio, hierro, cobre, fósforo, manganeso y zinc (destacando las proporciones de Calcio y Hierro).
    • Vitaminas: Grupo B (B1, B3, B6 y B9) y E

      * Por lo tanto, el sésamo tiene un gran poder reconstituyente y remineralizador, muy útil para el sistema muscular y nervioso. Está indicado en casos de agotamiento, estrés, pérdida de memoria, depresión, irritabilidad e insomnio.

 

Compartir en redes sociales: